Traduce este blog a...

lunes, 27 de enero de 2014

Relato Propio: Superando a la muerte...

Hola amores...Siempre he querido escribir pero...no tengo paciencia...xD prefiero leer a escribir aun asi de vez en cuando hago algun relato. A este blog tengo dos relatos subidos. Uno que presente a un concurso en facebook para ganar un ejemplar de Sorprendeme de Megan Maxwell, y otro que esta en un libro llamado "El camino del corazon solidario" junto a mas de 130 autores, cuyos beneficios van a una causa solidaria. Pues hoy os dejo...otro relato que rescato del tintero. Fue un relato que presente a un concurso en la Web Retales Literarios. El ganador, saldria publicado junto al resto de relatos ganadores de los diferentes sorteos que hacen a lo largo del año. Yo me presente al sorteo de San Valentin. Y gané!! Aqui os dejo el susodicho!! ^_^


Superando a la muerte

Sentada en el parque, miro el reloj impaciente. "Las seis, ya está al llegar" pienso elevando la vista al cielo de tonos dorados del atardecer. Cuando estoy así, sintiendo que no estás mi alma parece dejar mi cuerpo para volar y encontrarte. Solo en esos momentos soy capaz de imaginarme junto a ti.
Desde aquel día, cuando juntos comenzamos a cruzar el largo trecho del destino, descubrí que, así, sin más, tu y yo estábamos predestinados a estar eternamente unidos.
Cuando estás a mi lado y siento la leve caricia de tus manos en mi piel, siento que se me pone de gallina, y el aire abandona mis pulmones, mientras cerrando los ojos solo soy capaz de sentir eso...a ti.
Y hoy aquí apoyada en una vieja barandilla en un parque de otoñales colores, no dejo de pensar que tú, eres aquello que hace que mi corazón lata con fuerza para hacer que la sangre fluya y así, poder pasar los días, esperándote, hasta ese momento en el que vuelves a mi. Solo en ese momento, cuando vuelves a mí, solo entonces, me siento completa. Porque tu eres yo, y yo soy tu. Dos que formamos uno. Un único ser, irrepetible, maravilloso.
De repente, siento un soplo de aire en mi cuello, justo tras mi oreja y despierto de mis ensoñaciones a la vez que oigo la voz que hace temblar cada fibra de mi ser. "Ya estoy aquí" me dices al oido mientras rodeas mi cintura con tus brazos desde atras, pegando tu cuerpo a mi espalda. Tranquila, lanzo un suspiro, dando gracias por tenerte.
Giro entre tus brazos. "Dioses, te heche tanto de menos" consigo decir entre beso y beso. Nos hacemos un intercambio de arrumacos, y después cogidos de la mano paseamos como si el mundo fuera nuestro.
Perdemos la noción del tiempo paseando y hablando sobre tu viaje y cuando nos damos cuenta, han pasado casi dos horas. Las sombras de la noche, nos rodean y la calida luz de la luna de otoño nos guia a través de las calles de la ciudad. Se oye el rumor de las voces de un grupo de personas a lo lejos, algún claxon de un coche en la lejanía. Avanzamos para llegar a nuestro hogar. Si. Nuestro hogar. Ese que compartimos y que nos sirve de cobijo. Aquel donde guardamos todos nuestros momentos vividos. Nuetros recuerdos, que tras 50 años de matrimonio, hemos ido recopilando cada ocasion ya fuera especial o no. Sencillamente por el simple hecho de poder estar juntos. Por y para siempre.
Al llegar al portal de nuestra casa, te giras a mi y me dices con dulces palabras que hoy por fin el eterno amor se ha hecho posible, pues hoy, por fin, he iniciado ese viaje que tu hace exactamente unos meses, comenzaste sin mi. Porque hoy nuestras almas estan juntas. Hoy verdaderamente, ese ente incorporeo, llamado alma, abandono mi cuerpo cuando cerre los ojos pensando en ti, dejando el mundo terrenal, para abarcar el mundo de los cielos. Sonriendote acaricio tu rostro. Siempre tan hermoso, aunque no por ello menos varonil. De mis tremulos labios, salen las palabras que siempre quise decirte pero que hasta el día de tu partida jamas fuí capaz de decir.
"Si tu me abandonas, yo no existo. Si tu mueres, yo muero. Y si tu hubieras ido al infierno en vez de al cielo...yo habria cruzado los rios de lava descalza solo para estar contigo eternamente".
Hoy, un día corriente de otoño...nos hemos vuelto a reunir superando incluso a la muerte. ¿Qué más se puede pedir?

----------------

Espero que os haya gustado...Un beso enorme!! 
Atte. Emary

12 comentarios:

  1. No se puede pedir nada más!! Que bonito Eva, que bonito!!! ;)

    ResponderEliminar
  2. Me encanta,que se me saltan las lagrimas!!! siemplemnte genial!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja llorona!!! XD gracias neni

      Eliminar
  3. Por Dios del Alma Benditaa!!!!!!!!!!!!!! se me pusieron los pelos como escarpias!!! que bonito es,cuanto amor destila...dentro de su tristeza,esta la esperanza el AMOR!!!

    Genia!!! No tienes mas???
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajjaja ay tia me alegra que te haya gustado tanto. Nop no tengo mas. Jajaja soy mejor lectora que escritora la verdad jajaja
      Muuuchas gracias.
      Besooos

      Eliminar
  4. Es precioso, Eva :) Muy bonito, y deja entrever un montón de sentimientos.

    ¡Un beso, guapísima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aiiiiix!! Gracias Vicky!!! Besotoooteeesss

      Eliminar
  5. Me has conmovido, ese relato es una preciosidad, escribes maravillosamente bien, porque sabes hacer sentir a quienes te leemos, lo que se siente.
    Besos y gracias por compartirlo con nosotros. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final me vais a sacar los colores!!
      Muchas gracias Candy!! ^_^
      Un besazo enoooorme!!

      Eliminar
  6. Que bonito y que tierno, me has emocionado corazón.

    ResponderEliminar